La Quinoa, el superalimento . (Estudio de Mercado)

La quinoa es un alimento relativamente nuevo para nosotros, sin embargo, poco a poco se va popularizando te contamos todo sobre este alimento, sus propiedades, beneficios y sus usos en la cocina.

Hoy en día es un alimento que está de moda, pero viene cultivándose en los andes sudamericanos desde hace 5.000 años, por lo que es y ha sido un cultivo fuente de alimentación de los pueblos andinos.
El primer país productor/cultivador de quinoa es Bolivia seguido por Perú y otros países como Ecuador y Colombia. El norte de argentina y Chile también apuestan por su cultivo.

La quinoa, es un grano procedente del altiplano y considerado un superalimento -muchas proteínas, pocos hidratos y alto contenido en omega 6 y omega 3– puede ser la alternativa rentable al cultivo de girasol o el maíz. Las experiencias que se están llevando a cabo están siendo muy positivas y -según parece- su cultivo se adapta perfectamente a nuestro clima y se puede sembrar tanto en regadío como en secano.

La quinoa se consume actualmente en todo el mundo y está muy de moda en Europa.

La quinoa se caracteriza por ser un alimento muy completo, muy asimilable, es decir de fácil digestión, rico en fibra y sin gluten, siendo un alimento apto para celíacos. Su sabor es muy parecido al arroz integral, pero su textura se asemeja al cuscús. Se conserva de manera óptima durante mucho tiempo y sus formas de preparación son muy versátiles.

 

PROPIEDADES.

La quinoa no es más que una semilla, pero con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso, la llamamos también pseudo-cereal.

Como tal, la quinoa provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento.

Si la  comparamos con la mayor parte de los cereales, ésta contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3. Respecto al aporte calórico, la quinoa es semejante o levemente superior a un cereal, pues contiene menor cantidad de hidratos.

Asimismo, debemos destacar su alto aporte de fibra, ya que puede alcanzar los 15 gramos por cada 100 gramos, siendo en su mayoría, fibra de tipo insoluble como poseen característicamente las semillas.

Quinoa plant close-up.

Así son sus plantas y cultivos. Guia:

Más datos en:       www.fao.org/3/a-i5374s.pdf

La quinoa se cosecha de altas plantas verdes. Aunque los brotes de la planta crecen despacio en un primer momento, al final puede alcanzar el metro de altura. Las hojas verdes también son comestibles, así que si la cultivas en casa, puedes animarte a usarlas en una ensalada.

La quinoa prospera en los climas frescos y es muy tolerante a la falta de riego. También puede soportar altos niveles de sal, viento y escarcha, lo que permite su cultivo en zonas altas. Ese es el motivo por el que se convirtió en el principal grano en los Andes, siendo cultivada por los Incas desde al menos el año 3.000 antes de Cristo.

La parte de la quinoa que se consume de forma más popular es la semilla (porque, a modo de recordatorio, la quinoa es una semilla, no un grano, ni por tanto un cereal). Para obtener la semilla, primero la planta tiene que florecer.

La quinoa está lista para ser cosechada cuando todas las hojas verdes se hayan caído de la planta y sólo queden las semillas en un tallo. Para poder recolectarla debe estar completamente seca, lo suficiente para que no quede marca si se presiona con la uña. En ocasiones se deja secar en el tallo y otras se termina de secar después de ser recogido.

Una vez que se recoge, es muy fácil sacar la semilla del tallo. Con agitarlo suelen desprenderse la mayoría de ellas.

En la producción comercial la técnica es algo más avanzada. La quinoa necesita ser enjuagada o pulida antes de comerla para quitarle la capa de saponina —su protección natural contra pájaros e insectos—, que tiene un sabor algo amargo.

A field planted with quinoa in Colta, Chimborazo province in the central Ecuadorian Andes highlands, on January 25, 2017. / AFP / RODRIGO BUENDIA (Photo credit should read RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images)

Cómo plantar Quinoa.
La quinoa  en España, se siembra -entre enero y febrero- y se cosecha con calor, allá por junio o julio.
En Andalucía se dan el cultivo “mucho mejor” al tener un clima más estable, y ya se extiende por  Canarias, Extremadura y Cataluña.

La quinoa es una planta anual que prefiere un clima más estable, y es muy adecuada para las zonas donde la temperatura en verano  no sobrepase los 30 grados C o tus plantas sufrirán. A diferencia de los cereales cubiertos de hierba, la quinoa florece con preciosas flores antes de producir la semilla. Las flores son generalmente de color rojo oscuro o púrpura y se ven como un gran pico de agrupaciones de pequeñas flores en la parte superior del tallo.

La quinoa no se inicia normalmente en el interior hasta el trasplante, sino que sólo hay que plantarla una vez que el suelo se haya calentado hasta llegar a los 15 grados C. Esto generalmente hace que sea una siembra temprana de la primavera, en la época de la última helada.

Debes excavar el suelo de antemano para aflojar la tierra y para matar las malezas tempranas. La quinua crece lentamente y puede tener problemas para competir con las malas hierbas de crecimiento rápido, así que lo mejor es deshacerse de cualquier otro crecimiento antes de plantarla.

Planta las semillas en hileras, poniéndolas a no más de 0,8 cm de profundidad. Tus plantas finales deben estar entre 25 y 35 cm de distancia, así que deberás plantar unas cuantas semillas en cada lugar. Si te sale más de un brote, deja sólo la más fuerte. Aunque siempre se puede sembrar a lo largo de toda la fila y disipar. Si alguna de tus semillas no brota, la puedes replantar en la misma semana. La quinoa es muy adaptable a las condiciones secas y no tendrán ningún problema con un mínimo de agua.

Una de las mejores cosas de la quinoa es que las hojas son comestibles también. Elige algunas de las hojas jóvenes y las puedes cocinar o bien al vapor o simplemente añadirlas crudas a una ensalada.

Sabrás cuando tus quinuas están listas para la cosecha. Cuando las hojas han caído y tus plantas son cabezas de semillas con sólo en un tallo, es el momento justo. Pueden resistir al menos a un par de heladas ligeras, por lo que no necesitas preocuparte en exceso.

 

  • Días a la germinación: 4 a 5 días.
  • Días hasta la cosecha: 90 a 120 días.
  • Necesidades de luz: Pleno sol.
  • Necesidades de agua: Regar de vez en cuando durante los períodos secos.
  • Suelo: Bien drenado y fértil.

 

Cómo conservar la quinoa:

Al igual que otros cereales, los granos de quinoa deben mantenerse preferentemente en un lugar oscuro, fresco y seco. Además, una vez abierto el envase de origen, conviene introducirlos en recipientes con cierre hermético. En estas condiciones de conservación, los granos de quinoa pueden mantenerse en óptimas condiciones durante varios meses.

Del mismo modo, la harina de quinoa también se debe conservar en recipientes herméticos, en un lugar oscuro, fresco y seco.

 

Los beneficios de la quinoa

La quinoa al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.

Asimismo, por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, la quinoa tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

Si nos referimos a los micronutrientes, en la quinoa destaca el contenido de potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.

Por supuesto, la quinoa también contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra insoluble, y puede ser de gran utilidad en la dieta de personas vegetarianas, ya que posee una elevada proporción de proteínas y también, es buena fuente de hierro de origen vegetal.

Para el deportista puede ser un alimento muy valioso, semejante a la avena, dada la presencia de buenos minerales, de hidratos complejos y proteínas.

La quinoa puede emplearse en todo tipo de dietas, es de mucha utilidad y puede ofrecer notables beneficios a la salud del organismo.

Cómo usar Quinoa en la cocina
Para comenzar a emplear la quinoa es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas y que de quedarse allí, aportaría un sabor amargo.

Debemos tener cuidado dada la pequeñez de la semilla y podemos hacer esta operación sobre un tamiz. No debemos remojar, sino lavar y enjuagar,  posteriormente hervimos tal como si fuera arroz, por espacio de 15 a 20 minutos hasta que se abra la semilla. Colamos y listo para usar.

Con la  quinoa podemos elaborar todo tipo de platos, desde hamburguesas, ensaladas, pasteles, salteados o bien, usarla en reemplazo de la avena en el desayuno.

Parte estudio  solicitado del mercado, plantacion y comercializacion de la Quinoa en la provincia de Malaga, trabajo de Ceylem ( Consultoria Estrategica y Logistica Empresarial ).

Si quieres ver mas trabajos sobre logistica y estrategia, puedes visitar tambien el blog, tubloglogistico.esy.es

 

Acerca de admin

Consultor Logistico en, www. ceylem.com

2 comentarios

  1. Genial justo esto es lo que me faltaba para terminar mi trabajo, al fiiiiin T.T GRACIAS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *