El Gobierno protegerá a los estibadores pero aprobará la ley que pide la UE

 

  • El Ejecutivo está dispuesto a garantizar el empleo en el sector mediante el traslado a un “instrumento normativo” del eventual acuerdo que alcancen los sindicatos y la patronal.

 

Luis De Guindos ha manifestado en relación a este tema que “es preciso cumplir con las sentencias europeas”.

El Gobierno está dispuesto a garantizar el empleo de los estibadores mediante el traslado a un “instrumento normativo” del eventual acuerdo que alcancen en materia laboral los sindicatos que les representan y la patronal Anesco, en la negociación que tienen abierta sobre la reforma del sector.

Así lo indicó el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, quien no obstante desmarcó este “instrumento normativo” de la “imprescindible” aprobación este jueves en el Congreso del Decreto Ley a través del que el Gobierno impulsa la reforma.

De la Serna respondió de esta forma a la petición que trabajadores y empresas realizaron tras su última reunión, la del pasado miércoles, en la que reclamaron la presencia del Gobierno en la mesa de negociación para garantizar los acuerdos que en ella se alcancen y su cumplimiento.

El ministro aseguró que el Ejecutivo ya está en la mesa a través del mediador que ha designado, el presidente del CES, Marco Peña. En cuanto a la demanda de garantías para los acuerdos, ofreció la voluntad del Gobierno de trasladarlos al referido “instrumento normativo”.

“El Gobierno está dispuesto a ello, pero es independiente del Decreto Ley”, aseguró de la Serna en su intervención en el ‘Foro Cinco Días’, en el que ratificó que la reforma del sector se someterá finalmente a debate y votación en el Congreso este jueves, descartando así un nuevo aplazamiento.

De hecho, indicó que es “imprescindible” aprobar este jueves el Decreto Ley y, para ello, apeló a la “responsabilidad” de los grupos parlamentarios, dado que, por el momento, el Ejecutivo no cuenta con el respaldo de ningún grupo.

En este sentido, el ministro indicó que en estos próximos días mantendrá “contactos” con los distintos grupos políticos, cuyo apoyo buscará “convenciéndoles de que la estabilidad en el empleo de los actuales trabajadores se puede alcanzar al cien por cien”.

“Si los grupos parlamentarios quieren estabilidad en el empleo, deben votar ‘sí’ al Decreto Ley”, aseguró De la Serna. “Si, por el contrario, quieren contribuir a mantener una situación de monopolio y privilegios, entonces que sigan en el ‘no'”, añadió.

En esta línea, consideró que parte de la “complejidad” que actualmente presenta el conflicto de la estiba deriva del hecho de que “la posición de rechazo de un grupo parlamentario hace más fuerte a una de las partes de la negociación”, indicó en referencia al PSOE y los sindicatos.

Decreto Ley y Empleo, compatibles

No obstante, De la Serna insistió en defender que el Decreto Ley es “perfectamente compatible” con el mantenimiento del empleo, principal reivindicación de los estibadores ante la reestructuración de su sector, gracias al compromiso manifestado por las empresas en este sentido y las “ayudas” que el Ministerio de Empleo está dispuesto a dar”.

“Ahora mismo está al alcance de sindicatos y empresas”, ha remarcado en relación a la negociación que tienen abierta, a que además ahora aportó el compromiso de trasladar un eventual acuerdo a un “instrumento normativo”.

Asimismo, apeló a la “responsabilidad” de los grupos políticos para aprobar “un asunto muy importante para el país, que puede suponer la primera sanción a España por incumplimiento de los tratados comunitarios que todos los ciudadanos tendrán que pagar de su bolsillo”, concluyó en referencia a la multa que UE puede imponer al país por contravenir el sector de la estiba la normativa comunitaria.

Sin respaldo de un acuerdo previo

El Decreto Ley con el que el Gobierno impulsa la reforma del sector de la estiba se someterá previsiblemente este jueves a su examen en el Congreso sin el respaldo de un acuerdo previo entre la patronal y los sindicatos del gremio.

La probable falta de acuerdo se desprende del hecho de que, antes del debate en el pleno del Parlamento, las empresas y los estibadores sólo tienen programada una reunión en la tarde del miércoles, toda vez que se ha aplazado la inicialmente programada para este martes, según informaron a Europa Press en fuentes de la negociación.

Además, se trata de un encuentro de carácter técnico. Esto es, una reunión entre el mediador designado por el Gobierno, Marcos Peña, y los abogados de ambas partes, con lo que no se contempla que se pueda cerrar acuerdo alguno.

De su lado, Íñigo de la Serna descartó en la mañana de este lunes, que vaya a volver a demorar una semana el debate de la reforma en el Congreso, a pesar de que aún no cuenta con respaldo suficiente de los grupos parlamentarios y que aún tiene de plazo hasta el 24 de marzo para covalidar el Decreto Ley.

De hecho, el PSOE, a través de su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, ha insistido en que no apoyará el Decreto Ley si no hay un acuerdo con las partes. La abstención o votación a favor de este grupo es fundamental para aprobar definitivamente la reforma en las Cortes.

No obstante, el ministro manifestó su intención de “mantener contactos” con los grupos parlamentarios para “convencerles” de que se puede “asegurar al cien por cien” la estabilidad en el empleo de los actuales trabajadores del ramo, principal reivindicación de los estibadores, que aún tiene convocados cuatro días de huelga en los puertos que arrancan este viernes.

De Guindos: “Es preciso cumplir con las sentencias europeas”

Por su parte, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, advirtió este al sector de la estiba de que es preciso cumplir con las sentencias europeas porque “no existe una Unión Europea a la carta”.

De Guindos, que intervino en un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), reconoció que el tema de los estibadores “es un caso un poquito especial”. 

El Gobierno ha intentado apurar hasta el último minuto la negociación y ha intentado acercar posiciones con los trabajadores de la estiba, que son un colectivo muy específico y muy especial”, incidió el ministro.

El titular de Economía manifestó que es preciso cumplir con la normativa comunitaria porque “no existe una Unión Europea a la carta, si somos europeos lo somos para todo”.

En este sentido, De Guindos reconoció que la semana pasada la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, “no pudo ser más clara: el decreto del Gobierno era impecable y cumplía al milímetro con las exigencias”.

El ministro defendió que el decreto del Ejecutivo se ha ido retrasando y se han ofrecido garantías a los trabajadores “dentro de lo posible” y el Gobierno “ha hecho un esfuerzo importante sabiendo que teníamos que cumplir con la sentencia”.

 

Acerca de admin

Consultor Logistico en, www. ceylem.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *