Cómo tiene que ser el nuevo tacógrafo

La Comisión Europea especifica cómo tiene que ser el nuevo tacógrafo, conocido ya como “El grán hermano Galileo”

En una reunión celebrado este pasado lunes día 21 de marzo, la Comisión Europea de Transportes adoptó el acuerdo que marca las especificaciones técnicas que deberán reunir la nueva generación de tacógrafos digitales, que serán de obligada instalación en los vehiculos de transporte a partir del 1 de enero de 2019.

Estos nuevos tacógrafos llegan para sustituir a los que engloba la normativa que en el año 2012 se introdujeron y que se conocen como “los de segunda generación”, que se instalaron con el objetivo de mejorar el control sobre los tiempos de conducción y descanso y reducir el fraude en el transporte por carretera.

Lo más destacable técnicamente de este nuevo tacógrafo es que permitirá leer los datos del mismo por sistema remoto e inalámbrico, ya que su seguimiento será por satélite y no solo por el sistema GPS. Debido a que el seguimiento de este nuevo tacógrafo digital estará incluido en el satélite europeo de navegación Galileo. Por lo que ya empieza a ser conocido como “El gran hermano Galileo”.

Este control vía satélite estará incluido en el aparato, lo que permitirá verificar en tiempo real todos los movimientos de los vehículos, lo que facilitará que puedan ser comparados los tiempos de descanso, así como los de conducción. Además será posible el control de los vehículos por parte de las policías de tráfico sin necesidad de tener que detenerlos, ya que estos nuevos tacógrafos se conectarán automáticamente de forma inalámbrica con otros dispositivos. Incluso podrán servir para reservar aparcamientos o para realizar pagos de peajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *